¡Visita mi tienda en la Tostadora!

jueves, 13 de enero de 2022

Allende la Mar Cuayada (XXXIV): Ejemplo de combate en la Mar Cuayada (con artista invitado)

 Los conflictos seria una modificación de las tareas dramáticas de Savage Worlds, para dotarlas de algo más de complejidad. Con ellos se resuelven las distintas situaciones de investigación y combate con las que se enfrentarán los agentes. Por ahora voy a mostraros un ejemplo de combate usando esas reglas.

Advierto que aunque se potencien este tipo de enfrentamientos, el libro incluye reglas para usar algo más tipo Savage. La gracia de esto de las tareas es que da pie al flipamiento y eso casa bastante con la ambientación. Además, permite un tipo de enfrentamiento abstracto y caótico que admite que los PJ combatan contra un solo contrincante, cosa en la cual falla algunas veces Savage.

Los enemigos cuentan con un dado llamado Nivel Descriptivo (el cual sirve para todas sus habilidades), su paso, su parada, su dureza, el daño y un conjunto de frases para que el master se inspire a la hora de lanzar ataques o definir su personalidad.

Ahora bien. En este tipo de combate solo se usa dos cosas: el Nivel Descriptivo y el Nivel de Peligrosidad. Este último es la dificultad a las cuales se van a hacer las tiradas durante el conflicto, teniendo en cuenta que aumenta en uno cada turno. ¿Cómo calculamos el Nivel de Peligrosidad? Cogemos lo que consideramos más importante del enemigo (el Nivel Descriptivo, el paso, la parada, su dureza o uno de sus dados de daño) y lo dividimos entre dos, el mínimo es cuatro y se redondea hacia arriba. FIN. Ya tienes bicho. El resto son ornamentos.

Los conflictos (tanto combates como investigaciones) tienen una serie de "puntos de vida", los cuales estan repartidos en varias "barras de vida" en los más complejos (si vienes de videojuegos entenderás la referencia). Los puntos de vida son denominados páginas, las barras serian párrafos. Cada vez que un PJ falla, se genera una "salpicadura" que seria una consecuencia en la historia.

El objetivo es ir minando esas barras de vida hasta agotarlas. En los conflictos más sencillos y de trámite vas restando páginas aunque falles, pero generas salpicaduras. En cada párrafo, se puede alterar el escenario, siendo lo más sencillo aumentar el Nivel de Peligrosidad.

El combate seria más o menos así. Voy a obviar un poco ciertas cosas, para que veáis como va sin saturar.

- Los implicados sacan iniciativa. Si tu carta es del mismo palo que el contrario y además es superior, tienes un +2 a las tiradas contra el, sino tendrás un -2.

- En el turno del PJ, este hace una tirada contra el Nivel de Dificultad. Cada éxito retira un página, siendo el límite el número de páginas del párrafo al que se esté enfrentando. Ojo CUALQUIER COSA VALE PARA HACER DAÑO. Puedes usar en la tirada tanto tus habilidades, características o el daño (los dados se consideran por separado). Lo que tienes que hacer es una escena molona y no repetirte. Si te repites recibes un -2 a las tiradas. Si hay alguna ventaja aplicable o poder, se habla con el master los posibles efectos. Si hay duda se da bonificación a la tirada o se permiten cosas como superar varios párrafos en la misma tirada. Por ejemplo: una ventaja como Bloqueo te permitiría bajar el Nivel de Peligrosidad para ti en caso de que te atacasen varios oponentes o barrido te dejaría hacer un ataque a -2 a todas las páginas con la saqué te enfrentes (eso sí, como falles mucho generas salpicaduras a tutiplen)

- Si el PJ falla, se crea una salpicadura. Al final de cada turno se reparten los efectos de las salpicaduras entre los implicados.

- Después del turno de cada PJ, el Nivel de Peligrosidad sube en uno. Para bajarlo de nuevo a su nivel inicial un jugador debe de asumir una salpicadura en su turno.

- Si el enemigo es algo serio, tendrá derecho a un ataque de respuesta contra el PJ que acaba de actuar.

- En el turno del DJ, este lanza un ataque especial que afecta a todo el grupo de PJ. Se determinan unos efectos y se pregunta a los jugadores que hacen para evitarlo. Se determina que usar y se realiza la tirada. El que falle se come el efecto.

- Hay poderes que no son de daño y dan cosas como más movimiento o que la camisa se te caiga de forma lenta y sensual haciendo que todas las miradas confluyan en ti. Si se usan de forma creativa, se suma +1 o +2 a la tirada a la tirada, dependiendo de los puntos de poder que cueste

- Si hay alguna ventaja aplicable o maniobra, se ve que consecuencias tendria o simplemente se da bonificaciones a la tirada si hay duda.

En este ejemplo, solo intervendrá un PJ. Una Koriakawua internándose en la base de uno de los villanos menores. Este resulta ser un arquitecto encargo de la nueva restructuración de la ciudad de Madrid. Es un seguidor de los «Negacionistas de Chécov» y está vaciando de significado y relevancia narrativa a la capital. Los PJ se han separado en sus pesquisas para determinar quien es el verdadero culpable de esto y una koriakawua se dirige a la casa del arquitecto, donde se topa con un grupo de matones que de tan genéricos no están ni descritos, los cuales se lanzan sobre ella.

El poder de la secta narrativa surge de los postulados del escritor ruso, el cual decia que si algo aparecia en escena, debia ser importante luego para la trama. Los negacionistas hacen lo contrario, restando peso narrativo a la realidad perceptible para beneficiarse de ello. Se ha descubierto que estan detras de retirar todos los arbóles de las calles de ciertas ciudades y parques, incrementando la temperatura del asfalto y haciendo que la gente prefiera más quedarse en casa que salir. Tambien han modificado el mobiliario urbano para que sea incómodo usar los bancos y ser imposible dormir en ellos, ademas de disminuir el número de papeleras de tal forma que la gente prefiera tirar las cosas al suelo que ir a buscar una.

Esto está provocando que la gente comience a odiar las ciudades o que se vean hundidos en una depresión que los transforma en seres huecos que ignoren todo lo que les rodea del puro asco que les da. Tal es la repugnancia, que la gente comienza a borrarse de la existencia y se transforma en sombras sobre el asfalto o en las paredes.

La koriakawua es una samurái de un clan secreto de Coria del Rio. Sus poderes se basan en el flamenco fusión junto al arte de la espada. Son guerreras del amor de Nuestra Señora de las Mil Alboradas.

Cuenta como armas con una katana, un sombrero cordobés con cuchillas, traje flamenco mágico y tacones de acero. Además, gracias a sus investigaciones en la aventura han ganado un recurso narrativo, el cual se usa para potenciar tiradas.

El Nivel de peligrosidad comienza a 5. Se establece un conflicto de siete páginas divididas en dos párrafos. El primer párrafo seria los guaridas del arquitecto (tres páginas) y el segundo el propio arquitecto (cuatropáginas).


En esta ambientación, los benis son cartas de la baraja española, las cuales ademas sirven para determinar la iniciativa escogiendo en cada turno cual juegas. Mostrar una pareja cuenta como joker. La Mar Cuayada es una cosa que hay en mesa, la cual va creciendo y menguando. A ella está vinculada una serie de dados, llamados la Curuxa, los cuales se añaden como dado salvaje a los enemigos. Cuanto más alta sea la Mar Cuayada, mayor es el dado. Aquí se asume que la Mar Cuayada está a 3, dando una Curuxa de d8, así que el master (Relator) tira un dado salvaje de d8 o usa como daño base 2d8.


Vamos a poner música flipada para acompañar.






TURNO 1

La Koriakawua juega un seis de oros y el relator un cinco de bastos. Comienza la espadachina.


Koriakawua.

Entiendo que me están bloqueando las escaleras ¿no? pues uso el poder de «cante de alante». Este me impulsa hacia adelante en plan dash de videojuego. Voy corriendo por la pared y paso por encima de ellos taconeando mientras los golpeo con la katana. Como este me añade un dado a las tiradas equivalente a la Curuxa (d6) hago un ataque usando el daño de mi katana, así que lanzo dos d8 y un d6.


Cachis, un solo éxito. Me abro paso dando un espadazo en el cual caen algunos guaridas y quedo a sus espaldas.

Como tengo el poder de Cierre y me has dicho que son varios contrincantes, al acabar con uno tengo derecho a usar un punto de poder para realizar otro movimiento y un ataque de espada. Así que aquí empleo mi Pelea de d12.


Un éxito, cae otro con un nuevo espadazo. Así que uso otro punto de poder y lanzo una lluvia de golpes de nuevo sobre ellos.

Los rebano en rodajas antes de que puedan hacer nada. Me quedan dos puntos de poder.


Relator.

Bueno... se abre un nuevo párrafo, asi que subo el Nivel de Peligrosidad a 7 y como has acabado tu turno sube un punto más a 8. Como no tienes oponentes, no te voy a hacer un ataque de respuesta, adicional, pero en ese momento eres asaltado por una falta absoluta de significado. De pronto, la idea de lo que has hecho no aporta en realidad nada a la trama y un vacío existencial comienza a carcomer tu mente. Tira Espíritu contra dificultad 4.

Koriakagua.

¿Donde está eso? Que jugamos hace dos meses... Vale, tengo d6 en ESP.



Relator

La superas y no eres afectado. En ese momento ves que en una de las puertas del primer piso  hay una figura gris. Es un hombre con los brazos caidos a los lados y con una cara completamente anónima. Te das cuenta que ha estado alli todo el tiempo pero lo estuvieses ignorando debido a que no lo consideraste como parte del escenario. Debe de ser el arquitecto perteneciente a los «negacionistas de Chéjov» que andabas buscando.


TURNO 2

El relator saca el caballo de oros, mientras que la koriakawua juega un siete de oros. La espadachina cuenta con un -2 a todas sus tiradas.

Relator.

Comienzo yo. El arquitecto dice literalmente  «esta no es la persona que buscabais», mientras que se intenta ignorar a si mismo argumentalmente, generando con ello un vacio que difumina su figura intentándose hacer invisible, mientras retrocede de nuevo hacia la habitación. Si lo consigue, tendrás un -2 adicional a las tiradas contra el hasta que logres impactarle. ¿Qué haces para evitarlo? Tienes dificultad cuatro con un -2 a la tirada.

Koriakawua

Uso el poder de Pringue para que al tipo que le había cortado el cuello y que aun no ha caído al suelo, de pronto suelte un chorretón de sangre que bañe todo alrededor. Si se vuelve invisible eso debería de evitarlo. Me queda un punto de poder. Uso Interpretar para ello, así que meto un taconazo al suelo para que al otro se le abra la herida y explote en sangre.

Relator.

Por usar el poder de forma creativa tienes un +1. Así que la tirada es a -1.

Koriakawua.
Pues la sangre funciona, asi que lo veo perfectamente cuando intenta hacerse invisible y va dejando un rastro de huellas. Es mi turno y como en el anterior maté a alguien, golpeo de forma teatral mi katana para limpiarla de sangre y recuperar todos mis puntos de poder para poder combear luego.

Relator.
Al cumplir tu turno, el arquitecto tiene una acción de respuesta usando sus habilidades. De pronto, se forma un vacío argumental a tus pies y la escalera empieza a desaparecer, precipitándote al vacío. Tiene un Nivel descriptivo de D10 y la Mar Cuayada está a D8, así que eso es lo que tira como ataque contra tu parada 8. Si doy, el daño son 2d8 contra una dureza de 6.

Y ahora el daño.
Quedarías aturdido y una herida.

Koriakawua.
Te lo niego usando un beni.  (Saca la tirada y me ahorro una foto en Dadiños). Al usar un beni, este acaba en la mano del Relator.

Relator.
El Nivel de Peligrosidad se incrementa a 9.


TURNO 3

La Koriakawua muestra como iniciativa un ocho de copas y el relator un cuatro de bastos.

Koriakawua.
¿Está alejado, no? Pues empleo el poder de Escobilla, que me cuesta un punto para echar a correr hacia el piso superior mientras taconeo solidificando de nuevo la escalera. El efecto es que la acción de correr no me da -2. La uso para potenciar mi ataque de forma narrativa, asi que tengo un +1. Para avanzar uso Interpretar, ya que voy taconeando. Tengo un d8.

¡Fallé!.

Relator.
Apunto una salpicadura, al final de tu turno la aplicamos.

Koriakawua.
Una cosa más, al llegar arriba uso el poder de Golpe para tener un ataque adicional sin múltiples acciones, esta vez usando el sombrero de cuchillas. Lo lanzo contra el marco de la puerta donde se ha metido el arquitecto y que rebote hacia dentro. Uso Atletismo para lanzarlo, tengo d8.

Nueve por los pelos. Le bajo una página. Vuelvo a usar Golpe para otro ataque adicional, me quedan dos puntos de poder. Esta vez me pongo delante de la puerta y cuando rebote el sombrero de vuelta hago un giro de falda, lo hago recorrer rodando la tela y se lo lanzo de nuevo usando Interpretar.




Fallo generando una nueva salpicadura. Un nuevo golpe. Me queda un punto de Poder. Recojo el sombrero sobre mi cabeza haciendo un giro y con la katana recojo una silla que le lanzo con Pelear.

Impacta, le bajo una página.

Relator.
Vale, creo que lo más normal es que una de las consecuencias sea que te haga una herida, la otra es que digamos que tus armas al impactar contra el, son negadas como relevantes a la historia y vas a tener un -2 a todas las tiradas que impliquen ataques físicos contra el arquitecto.

Te lanzo mi ataque de respuesta a tu turno antes de comenzar el mio. De pronto se forma otro vacío argumental a tus espaldas, haciendo que el aire contenido en esa zona desaparezca del guión. Al llenarse de nuevo se provoca una implosión que te lanza hacia atras en el aire, astillando la barandilla y quedas volando a punto de caer en el piso de abajo.

El arquitecto le da por un momento foco narrativo a la lámpara de araña que ilumina la entrada, dándole peso argumental y haciendo que se descuelgue sobre ti. Tiene un Nivel descriptivo de D10 y la Mar Cuayada está a D8, así que eso es lo que tira como ataque contra tu parada 8. Si doy, el daño son 2d8 contra una dureza de 6.



Y... fallo.

Ahora en mi turno. El Arquitecto le resta valor arquitectónico a la casa, haciendo que la entrada sea mas pequeña. Las paredes se precipitan contra tí intentando aplastarte. ¿Qué haces? Dificultad 4.

Koriakawua.
Pongo las piernas en plan Van Dame y las paro... usando Fuerza D8.

 
Está guapo el gatete de Dadiños ¿es el del autor? Por cierto, paro las paredes.

TURNO 4.
Relator.
Ni idea. El Nivel de Peligrosidad esta al 10. Quedan dos páginas.

El Relator juega un rey de oros como iniciativa, pero la Koriakawua muestra una pareja de cuatros y juega uno. Cuenta como Joker.

Koriakawua.
Pues te vas a reir. Tengo un -2 si le ataco de forma física, asi que aun en el aire uso mi último punto de poder para lanzar un quejio desde los más hondo de mis entrañas, lo cual es un ataque de Interpretar y le genero Terror si la saco. Quemo el recurso narrativo de  «la escopeta de Chéjov» para que este acuda a mí en espíritu y aparezca su fantasma con una recortada, disparándola contra el arquitecto al grito de «¡ешь натуризм, ублюдок ! (COME NATURISMO, HIJO DE PUTA!)» .

Tengo un d8 en Interpretar, +2 por no ser un ataque físico y le sumo un d6 a uno de los dados por el escopetazo naturista.


Espera, que eso es que me arranco por seguidillas, ahora viene la pedrera de la escopeta..


Dieciocho con el menos uno de la herida ¡BUM! Caigo haciendo pose de superhéroe en el suelo de la entrada y voy a ver si queda algo que interrogar.











viernes, 19 de noviembre de 2021

Allende la Mar Cuayada (XXXIII): Recursos Narrativos (hacer balas con el poder del amor, gritar NANIIIII y esas cosas)

 


Esto es un borrador para mi ambientación, aunque creo que es extrapolable a otras. Básicamente estoy cogiendo el sistema que había ideado para hacer mechs y aplicándolo a otras cosas.

Esto seria como las bases del suplemento de superhéroes o el de Rippers, pero cubrirá desde los objetos que te daría el departamento de Maquetación de la Fundación, poderes o aliados que hagan en las aventuras.

El funcionamiento es sencillo. Se da una descripción y se le pone un efecto, el cual es equipable en la aventura a cambio que un jugador gaste un beni para que todos los jugadores tengan acceso a ellos.

Aviso: en mi ambientación los benis son una mano de cartas en la mano, entre las cuales aprovechas para escoger tu iniciativa.

He metido un cambio por el cual el master empieza solo con un beni al inicio de la partida y gana los que usen los jugadores. Esto ayuda muchísimo a simplificar la gestión del master. Digamos que estos recursos son un caramelito para que el master gane un beni XD

Por otra parte, los jugadores no recuperan benis gastados, solo cuando llegan a ciertos puntos de la investigación.

Bueno, esto en realidad no se para que lo cuento, ya que no os importa mucho, pasemos a las reglas.



RECURSOS NARRATIVOS

Los recursos narrativos vienen a representar los elementos de ayuda de los que disponen los personajes. Esto es cualquier cosa que pueda aumentar sus posibilidades de salirse con la suya. Pueden ser desde una red de contactos que les pase información, su molonidad concentrada en el filo de su espada, una portera que en realidad es la manifestación de la consciencia de los portales y que espía para ellos, un chascarrillo en plan «eso ni ha dolido» o una pose intimidante.

Durante la creación del grupo de los PJ, cada jugador escogerá un recurso narrativo y lo apuntarán en una hoja comunal. Son los recursos en conjunto de los agentes, así que es mejor que piense que están a disposición de todo el mundo y no solo de uno solo.

Este recurso será descrito en una frase y se escogerá uno de los siguientes efectos vinculado a el:

  • Proporciona un +2 a Dureza.

  • Proporciona un +2 a Parada.

  • Incrementa el paso del dado de una habilidad o atributo específico, una vez escogido, siempre será ese. Si supera el D12, pasará a ser d12+1 y así sucesivamente.

  • Cuando es escogido incrementa el paso de uno de los dados de un arma específica del agente. Si supera el D12, pasará a ser d12+1 y así sucesivamente.

  • Cura inmediatamente un solo nivel de herida o retira toda la fatiga.

  • Se permite adquirir una ventaja de rango de experiencia igual al del agente. Una vez escogido, siempre será esa. No puede haber más de un recurso con la misma ventaja.

  • Se permite usar un poder de rango de experiencia igual al del agente y tiene 10 PP para su uso. Para su lanzamiento se usará una habilidad acorde. Una vez escogido, siempre será ese. No puede haber más de un recurso con el mismo poder.

En cualquier momento de la sesión. Un agente puede sacrificar una de las cartas de su mano (beni) para que todos sus compañeros tengan acceso a los recursos narrativos, cada uno de los cuales se podrá equipar tantos como su nivel de experiencia. Su manifestación de narrativa ornamental puede variar según el portador, así que se anima a que los agentes den su propia versión de la manifestación.


Ejemplos de recursos narrativos:

- ¿Naniiii?. Se grita al recibir un golpe, lo cual disipa el impacto en parte. (+2 a Dureza).

- Gendarme Negro. Un gato malhablado al que mató la curiosidad, pero eso no lo ha disuadido a seguir metiendo la nariz. El gato fantasma se cuela por cualquier lado y luego informa a cambio de un rascado. (Se incrementa un paso el dado de la habilidad Notar).

- El poder de la amistad. Nada detiene el poder de la amistad, sobretodo cuando esta es apoyada por un calibre pesado. (El agente incrementa el paso de un dado de una de sus armas, en este caso un rifle caza dragones).

Las teorías de los jugadores son apuntadas como recursos narrativos cuando se produzca un giro en la trama. Si un jugador las invoca pueden escoger uno de los efectos antes mencionados, pasando dicho recurso a tener siempre ese efecto, o bien puede “quemarlo” y borrarlo para añadir un d6 a un resultado de una de sus tiradas.

La duración de los efectos de los recursos es de una sesión de juego completa.

Al final de la aventura, los jugadores escogerán uno de los recursos narrativos obtenidos (que no haya sido quemado) y lo añadirán a su hoja comunal. Estos digamos que serán los amigos que hacen por el camino. Tal vez la persona a la que han ayudado les deba un favor o los conocimientos descubiertos durante su caso les sirvan posteriormente.

viernes, 22 de octubre de 2021

Allende la Mar Cuayada (XXXII): las zanjas (criatura del bestiario) y un puñado de dibujos.

Aquí os dejo un PDF con una maquetación muy provisional de una «criatura» del bestiario de la Mar Cuayada. Incluye un texto explicativo, xanaxejos para tocarle los cojones y tres de sus formas.


Aviso que igual hay trazas de política y adoración cultista a cosas ignotas.




ZANJAS 




Aqui ya de paso os pongo algunos de los bichos que saldrán.

















jueves, 30 de septiembre de 2021

Allende la Mar Cuayada (XXXI): Simplificación y creación rápida de criaturas para Savage Worlds.

 Esta entrada surge debido a una necesidad que he tenido últimamente debido a dirigir partidas de forma online. La naturaleza de la ambientación exigía que las criaturas del bestiario fuesen moldeables, ya que dependían de la percepción de los jugadores o de sus acciones, lo cual a la hora de plasmarlas en papel era enloquecedor. Terminé desarrollando un sistema de gestión de puntos para el lanzamiento de ataques especiales que dependía de los puntos de vida, hacia descripciones pormenorizadas de sus poderes y habilidades,.. etc. Y al final los bichos ocupaban una o dos páginas.

Ahora intenta hacer un bestiario así.

Lo he he decidido es aplicar el mismo método que en el Suplemento Sin Nombre, pero aun más simplificado. Los PNJ van a tener un dado, su paso, parada y dureza, un daño orientativo y un conjunto de frases para que te los imagines. Si tenéis FATE acelerado, seria como darle un pequeño esqueleto al PNJ a base de aspectos.

Con esto podemos crear PNJ prácticamente al vuelo y darles lo necesario según convenga a la aventura. Me he saltado partes del texto que podrían resultar muy farragosas, ya que en la ambientación hay como un dado de peligrosidad que va creciendo y disminuyendo dependiendo de lo que hagan los jugadores y este dado sirve como dado salvaje o de daño a ciertos PNJ. Para no confundiros aun más, lo he simplificado para que pilleis la idea y he puesto al final unos ejemplos.

Perdonad la forma de contarlo, pero se supone que el texto pertenece a un manual de introducción de la Fundación del Oso para Relatores (DJ) novatos. Si encontráis disquisiciones sobre la gnosis, el uso de la siesta antes de partidas, conceptos extraños o uso de sustancias, son simples adornos. No lo apliquéis sino queréis.


INSERCIÓN DE ROL TÍPICA EN LA FUNDACIÓN



CONSTRUCTOS NARRATIVOS. CONCEPTO.

Para una mejor comprensión narrativa, se ha reducido a los personajes con los que se pueden enfrentar los agentes dentro de una simulación R.O.L. (a partir de ahora serán llamados constructos) a un conjunto de estadísticas formadas por códigos previamente establecidos. Dichos códigos han ido evolucionando hasta nuestros días desde los establecidos por Lope de Vega en su «el libro del rol nuevo», permitiendo con su configuración y el correcto entrenamiento mental, que la gnosis del Relator actúe como vehículo y materialice sus conceptos desde la Mar Cuayada dentro de la realidad narrativa de los agentes.


Procederemos ahora a mostrarle tales códigos.

Nombre. Es el propio nombre del constructo.

Narrativa definitoria. Es concepto o esencia del constructo que se intenta materializar.

Nivel descriptivo recomendado. Será expresado con un código alfanumérico que consistirá en la letra dé seguida de un número (ejemplo d6). Esto sigue la siguiente lógica: la D es obviamente la inicial de «descripción» y el número corresponde a las caras de los dados (d4,d6,d8,d10 y d12 ) que se usarán para determinar el destino de las acciones. Observará que son números pares, esto es debido a que dichos números están vinculados a la feminidad y por tanto son elementos «creadores».

Paso. Si está usando figuras o conceptos materiales para vincular de forma visual en mesa la presencia de dichos constructos y su posición espacial, el paso indicará el número de casillas que se mueven dentro de una cuadrícula.

Parada y Dureza. Al igual que los agentes, seria la dificultad o barrera que se deberá superar para interactuar de forma violenta.

Armamento narrativo. Serian las armas con las que cuenta el constructo.

Tesauro. Es un conjunto de conceptos que definen la esencia del constructo. Determinarán su proceder, personalidad, planes, deseos, habilidades, etc. Su objetivo es encender la llama de la inspiración del Relator para que este improvise su curso de acción.

Vulnerabilidades observables. Aquí se marcaría que brechas podrían aprovechar los agentes o sus oponentes contra el constructo.


CREACIÓN DE CONSTRUCTOS

Obviamente, dentro de los casos, los oseros pueden apartarse por un momento de la realidad descrita en el informe que tiene el Relator y planteen la aparición de elementos que estuviesen contemplados previamente y que expandan la realidad narrativa, obligando al Relator a «recordar» nuevos constructos para poblar esa nueva realidad. Para ello los extraerá y moldeará a partir del ectodrama en bruto de posibilidades de la Mar Cuayada. Para ello procure vaciar su mente, para que esta sea receptiva para ser llenada por el ectodrama y seguidamente enfocarla con un estado de gnosis focalizadora. Recuerde que antes de cada sesión tomar una siesta y que se le suministrará café y otras sustancias para generar este estado, el cual crea cierto desgaste mental y por tanto es recomendable tener en la mesa comida de ingestión rápida, tanto para usted como para los agentes. Recuerde que los entrenamientos narrativos son los domingos en la sala de aislamiento narrativo 5 y que en caso de posesión por parte de una idea foriata no dude en pedir ayuda al censor asignado.


Procedemos ahora a darle una serie de pasos para crear dichos constructos de ectodrama.


Nombre. Escoja un nombre apropiado. Si el constructo no va a tener demasiado peso en la historia, deles un nombre genérico e impersonal, tipo «guardias del local» o «matones de poca monta». Si en cambio es importante, dele un nombre que lo individualice, tipo Charo, Martínez o «el cuélebre de la cueva tapada».

Narrativa definitoria. Resuma el constructo con una frase corta que lo defina y sirva como resumen de su función dentro del caso.

Nivel descriptivo recomendado. En este apartado nos extenderemos más debido a su importancia, que el Nivel Descriptivo marcará la importancia del constructo en el caso. Este dado será usado de igual forma que el de los agentes cuando tienen que hacer tiradas de atributos o habilidades, salvo que en el caso de las criaturas, el valor de dichos atributos y habilidades se regirá por el albedrío del Relator. En términos de competencia se consideraría que un d4 es el más bajo, un d6 un valor mediano, d8 seria una persona destacable en algún campo, un d10 un campeón y un d12 seria el máximo nivel de excelencia.

Este dado se usará para las tiradas de habilidad o atributo en las que el constructo destaque, un paso menos de dicho dado será utilizado en las tiradas en las que se considere medianamente competente y dos pasos menos en aquellos campos en los que no destaque, siendo el mínimo un d4. Si se desea remarcar su especialización en algún campo, se le puede dar un dado salvaje que se aplique a cierto tipo de habilidades y atributos. Por ejemplo: un pistolero remarcable dispondría de un dado salvaje que se aplicaría en todas las habilidades y atributos que tuviesen que ver con la agudeza visual o la destreza de manos.

El caso de los Comodines es especial, ya que disponen ya de un dado salvaje. Si lo cree conveniente y quiere darle una mayor peligrosidad a dicho constructo, puede añadirle un dado salvaje adicional con la misma lógica anteriormente expuesta.

Paso, Parada y Dureza. No dependerá del dado de Nivel Descriptivo, sino que será determinado por el buen juicio del Relator. Un paso de seis seria la media, pudiendo verse potenciado en ciertos entornos, como que un constructo se mueva más en el agua que en tierra. No recomendamos que ambas puntuaciones de Parada y Dureza sean muy altas, pues con ello se crea dos barreras que puede hacer que los enfrentamientos se alarguen en demasia creando tiempos muertos en la narración que no llevan a ninguna parte. Un valor de seis seria la media, y diez algo con cierta peligrosidad. No recomendamos valores de quince o más, siendo esto reservado para individuos de la categoria de gigantes u ojancanos. Si va a tener una Parada o Dureza alta, se recomienda que parte de ella pueda ser reducida mediante el uso de maniobras, elementos del caso o explotación de vulnerabilidades. Acuérdese de apuntar el valor de armadura entre paréntesis.

Armamento Narrativo: Seria el daño a distintos niveles narrativos que provoca el constructo. Su medida podrá tomar el Nivel Descriptivo, aplicando para ello la misma lógica que empleó a la hora de determinar su nivel de competencia y lanzando para ello dos dados del mismo tipo para el daño. Sguidamente determine si dicho daño se hace cuerpo a cuerpo o a distancia. Si se siente creativo y le mueve cierto tipo de impulso compensatorio, puede aumentar o bajar el paso de uno de los dados, darle un área, efectos añadir otro o darle una bonificación fija al daño que oscile entre un +1 o un +4.

Ejemplos: Matón con navaja (D6+d4 cuerpo a cuerpo), agente de la R.A.E. caido usando el masculino inclusivo (2d6, ataque a distacia en área mediana. Nota: todos los afectados cambian a sexo masculino y se apelotonarán todo lo posible dentro de un metro cuadrado), Cuelebre lanzando su mirada reprovatoria «acero verde» (3d12, ataque a distancia. Nota: afecta a todos los presentes, los cuales ademas de recibir el daño como un impacto narrativo, deberán de superar una tirada de ESP para controlar sus tripas).

Tesauro. Este conjunto de frases cortas son la definición del constructo. Indicarán sus deseos, personalidad modo de proceder, etc. En la Fundación creemos que con seis frases es más que suficiente, pero le animamos a crear más o menos dependiendo de la importancia del constructo.

Ejemplo: Un matón callejero podría incluir frases como «traicionaria a su madre por dinero» o «gusta de esperar en callejones sin luz».

Estas frases deben de inspirarle para determinar sus puntos fuertes y débiles a la hora de usar el dado de Nivel Descriptivo, determinar el tono de sus escenas y que ventajas del libro de reglas aplicarle.

Procure que no ocupen muchas líneas de texto. Si se alarga demasiado estará acotando su narrativa a su deseo, con lo que estará estableciendo un encauzamiento no deseable. El objetivo de estas frases es establecer una serie de conexiones mentales que hagan saltar la chispa de creatividad, creando un esqueleto que vestiremos con las carnes de la narrativa. Tenga en cuenta que al finalizar la sesión, todas las variaciones y eventos que no apareciesen previamente deberan de ser anotados e incluidos en un informe para luego ser añadidos al dossier para que aparezcan en el caso en otra inserción. En cada entrada de los agentes en la narrativa del caso a manos de otras sesiones de R.O.L. se irán aportando nuevos datos que nos permitirán definir y modificar la realidad pasada. Es por ello que debe de mantener las frases del tesauro breves y vagas, para que se generen nuevas iteraciones con cada aporte de los agentes y Relatores y enriquezcan la realidad, ya que la información es un arma y cualquier herramienta es buena en nuestra misión de defender España y el mundo.

Vulnerabilidades observables. Al igual que el tesauro, serán un conjunto de frases cortas que indicarán debilidades del constructo, las cuales pueden ser explotadas para obtener una ventaja sobre el. Ejemplos: el Nuberu podría tener «no soporta la visión de una pala y un pico cruzados» o un demonio «es invulnerable a todo, salvo a un tiro de sal gorda».

Para los enemigos con un gran peso narrativo en el caso, se recomienda añadirles más heridas en forma de párrafos a superar antes, durante o después del combate normal, los cuales escenificarán sus movimientos especiales o escenas espectaculares que pueden afectar a los agentes. Es recomendable el uso de «disparadores» que generen estos efectos, como por ejemplo que le hagan una herida, varios agentes fallen, el palo de su iniciativa, etc.


EJEMPLOS DE CONSTRUCTOS.

Trasgu.

Narrativa definitoria: Pequeño duende del hogar de carácter travieso.

Nivel Descriptivo recomendado: d8

Paso: 8 Parada: 7; Dureza: 4.

Armamento narrativo: Lanzamiento de objetos, trastadas y uso de insultos particularmente creativos (daño 2d6 a distancia. Nota: El daño causa fatiga).

Tesauro:

  • Escurridizo como un ratón y ágil como ardilla.

  • Fidelidad a los que considera su familia. Aunque no quieras.

  • Dicharachero. Cambios extremos de humor y comportamiento.

  • Conoce sus dominios palmo a palmo.

  • Pasión por los bolos.

  • No lo quieres como enemigo. No te va a matar, pero molesta.

Vulnerabilidades observables:

  • Herir su amor propio. Son extremadamente vergonzosos.

  • Tienen obsesión con los números y les gusta contar cosas.


Siniestristas.

Narrativa definitoria: Los que sirven con dos izquierdas.

Nivel Descriptivo recomendado: d6

Paso: 6 Parada: 5; Dureza: 5.

Armamento narrativo: Hoces y martillos de energía socialista (daño 2d6, Cuerpo a Cuerpo) citas del capital solidificadas (2d6, a distancia. Nota: cada nivel de daño te vuelve más socialista).

Tesauro:

  • Desean tomar los medios de producción, tu casa y riquezas para repartirlas entre ellos.

  • Todos son camaradas, con lo que no necesitan nombres ni posesiones.

  • La izquierda solo es la única vía de pensamiento y acción.

  • Pueden llamar escualingrados en su ayuda.

  • Nunca están solos.

  • Hasta la victoria siempre.

Vulnerabilidades observables:

  • En realidad son la encarnación de lo que piensa la derecha que es la izquierda.

  • Odian de forma irracional cualquier cosa que no concuerde con su credo.





RECORDAD QUE LAS COSAS PUEDEN TORCERSE EN EL R.O.L. Y QUE LA REALIDAD ES DUCTIL



jueves, 9 de septiembre de 2021

Allende la Mar Cuayada (XXX): Ya viene la niña roja (3/3)

 Ya está la tercera y última entrega de la Niña Roja. LA resolución no ha estado mal, con un giro a lo que realmente sucedía bastante sorpresivo. Por temas de tiempo la última parte se aceleró, pero en términos de juego se podían haber enfrentado a muchas cosas. Desde un Titanic insectoide volando por Avilés a la Niña Roja gigante llevando la curtidora como la punta de un tridente comunista.



La otra que tengo en cartera más larga es la siguiente.












miércoles, 8 de septiembre de 2021

Allende la Mar Cuayada (XXIX): Combate o escenas flipadas.

El principal problema que tengo con la ambientación, es que le pega mucho que el grupo de jugadores se enfrenten solo contra un solo enemigo o una amenaza. Terminé ideando un sistema en el que los enemigos finales o importantes tenían un montón de heridas y estas actuaban como puntos de poder para disparar maniobras especiales. A medida que se debilitaban, perdian capacidades. Esto provocaba que sí que quedase espectacular, pero los enemigos ocupaban pagina y media y me los seguian matando de un golpe.

Debido a que las sesiones online son largas, en una testeo de una aventura se propuso que el combate final fuese en plan tarea dramática. Al final lo he hecho unas cuantas veces más y creo que ya he encontrado la solución.

Este sistema que propongo, permite hacer como una especie de precombate (sustituyendo las heridas extra) y luego se podría hacer un combate normal.

La gracia de estas escenas es que es un todo vale en el que los jugadores pueden MOLARSE de forma cinematográfica. Además, puede tener aplicaciones para otras cosas en la aventura, como hacer lso combates contra masillas sin darles puntuación y directamente inventarse los ataques y poderes sobre la marcha. Aviso que esto podría aligerar el bestiario y que me dedicase solo a darles un dado, un esqueleto de Parada y Dureza y luego dedicarme a darle unas etiquetas descriptivas en plan Dungeon World XD INDIIIIIIIIII.


Por cierto, gracias a Alfonso de HTpublishers. El primer borrador de esto tenia hasta gestión de amarracos y tiradas enfrentadas que lastraban la cosa. Me aconsejó aligerar y creo que queda mejor.


Cosas para recordar:

  • La Curuxa y la Mar Cuayada son como un nivel de peligrosidad que va de d6 a d12. Los enemigos obtienen ese dado como ayuda o se toma como base si los PJ se enfrentan a algo.
  • Cada PJ tiene una mano de tres cartas. Son los benis, pero a la vez pueden escoger entre ellas la iniciativa.
  • Los Indicios son pistas que obtienen buscando información. Indicios Totales son los que llevan acumulados en total en partida.







¡CONFLICTOS! ¡UNA NARRATIVA SE DESATA!

Cuando comienza un conflicto, este posee con una serie de contadores que llamaremos «párrafos». Su número depende del grado de peligrosidad de la escena:

  • Conflicto de relleno normal (por ejemplo, los ninjas gratuitos que salen a los diez minutos del inicio y solo vienen a amenazar e indicar que hay un mal latente). Un párrafo por jugador.

  • Conflicto importante (por ejemplo, el primer encuentro con el villano que termina en tablas). Tres párrafos más el número de jugadores.

  • Enfrentamiento de mayor peso en la historia (un combate final o contra el segundo al mando). A lo anterior se le suma el nivel de la Mar Cuayada. Si se quiere dotarle de mayor peligrosidad al enfrentamiento, en vez de esto se puede añadir el valor del dado de la Curuxa o la mitad de este.

Primero, el Relator plantea el entorno en el que se desarrolle el enfrentamiento, como puede ser su decoración, los peligros o lo que dicen sus enemigos. Se debe procurar que la escena esté llena de información, ya que los oseros pueden y deben de aprender a usarla como arma a la hora de combatir o simplemente excitar su ingenio.

Después, se establecerá un Nivel de Peligrosidad, siendo recomendable que inicialmente sea de cuatro (4). Esto marcará el grado de dificultad que debe de superar el agente durante su turno. Al final de cada intervención, este Nivel de Peligrosidad se incrementará en un punto.

Seguidamente, al inicio de su turno, cada participante recibe una carta del mazo de acción para, después, jugarla como si estuviera determinando su iniciativa en combate. Cuando las cartas sean reveladas, los agentes compararán sus naipes con el del Relator. Si las cartas pertenecen al mismo palo y la del agente es de mayor valor, este dispondrá de un +2 a sus tiradas, en el caso contrario sufrirá un -2. En caso de que el agente o el Relator use una pareja o un comodín, dispondrá de un +2 sea cual sea el valor de la carta o el relator aplicará un -2 a todos los oseros. La pinta puede ser reclamada como si se encontrasen en combate.

Cada agente, sin importar el orden, explicará que hace en su turno y, dependiendo de lo que describa, se hará una tirada para determinar si tiene éxito. En cada turno debe de variar su acción y no repetirla con demasiada asiduidad. La narrativa odia la falta de originalidad y puede desarrollar autodefensas, provocando que el agente sufra un -2 a su tirada si el Relator lo considera conveniente.

Puede usar tanto sus atributos, como sus habilidades, poderes o equipamiento. Esto determina qué tipo de tirada de hacer.

  • En el caso de sus atributos o habilidades, se usará los dados correspondientes. Solo se permite un aumento.

  • Si está usando un poder que realice daño o un arma, la tirada se realizará usando sus dados de daño, considerando cada dado por separado, como si estuviese lanzando una habilidad sin añadir el dado salvaje. Solo se permite un aumento.

  • Si está usando un poder, se usará su habilidad arcana con un modificador circunstancial, como puede ser una bonificación a la tirada que oscile entre un +1 o un +4. Esto le permitirá emular la ventaja que le proporciona su uso, aunque cualquier otro efecto puede ser pactado con el Relator.

Los oseros usan la narrativa como arma, dentro de estos enfrentamientos, debido a que la carga dramática invierte en cierto grado la suspensión de credibilidad, creando con ello un efecto succionado llamado «tragaderas». Así que todo vale para superar el enfrentamiento. Desde un disparo a la cara, pasando por un flashback en el que se revela que los agentes tenían un plan de contingencia a que simplemente se pongan a perseguirse pegando saltos por los tejados. Las escenas planteadas pueden cambiar en cualquier momento y se permite todo.

Seguidamente, en el orden que quieran, cada agente realizará una tirada aplicando los siguientes resultados:

  • Si el agente obtiene éxito retira uno de los párrafos (dos con aumento).

  • Si el agente falla, acumulará un punto de consecuencia, dos con una pifia.

Cuando llegue su turno, un agente puede decidir «sacrificarse», haciendo que el nivel de peligrosidad se reduzca a su nivel base a cambio de añadir una consecuencia.


ARGAYOS

Los agentes pueden usar un indicio para añadir un éxito a su resultado. Para ello deberán de narrar una escena épica que de contexto al asunto.


CONSECUENCIAS

Al finalizar la escena, los agentes se reparten y aplican entre ellos las consecuencias sufridas, según su criterio.

En función de la peligrosidad de la escena, puede haber consecuencias de tres tipos.

  • Rellena párrafos. Todas las consecuencias recibidas se consideran golpes o cardenales, no pudiendo morir por ellas. Al pasar a otra jornada, pasar el tiempo o finalizar un revés, los agentes se curarán completamente.

  • Emocionante. Al finalizar el combate, cada dos consecuencias se transformarán en una herida. Los sobrantes se borran.

  • Amenaza. Cada consecuencia se considera una herida.

No todas las consecuencias implican recibir daño. Pedimos que aquí el Relator haga funcionar su imaginación y establezca otros efectos, como los siguientes. En las aventuras de este libro encontrarás más ejemplos:

  • Destrucción de pruebas, efecto de un hechizo de olvido, etc. Cada cierto número de consecuencias se pierde un indicio, aumentan sus indicios totales obtenidos (la investigación avanza sin obtener pistas), pierden el dado salvaje en una habilidad, etc.

  • Son objeto de una censura, sellos de contención, contratiempos, etc. Cada cierto número de consecuencias, los agentes, no pueden usar momentáneamente una ventaja o poder, pierden un beni, etc.

PÁRRAFOS Y PÁGINAS

Para darle variedad a los enfrentamientos, se recomienda dividir los párrafos en una serie de páginas, en cada una de las cuales el escenario de batalla cambiaría. Por ejemplo: si el enfrentamiento es de ocho párrafos, podríamos dividirlo en cuatro páginas de dos párrafos cada una. No es necesario seguir un orden espacio temporal lógico, ya que se puede estar manteniendo un duelo contra un enemigo en un tren para en la página siguiente estar insultándose en lo alto de un campanario.

En cada una de estas páginas, el relator podría marcar una serie de modificadores que darían un giro al encuentro. Quedan a discreción del relator, pero aquí le muestro una serie de ejemplos.

  • El enemigo crea barreras semánticas, los agentes luchan en una tormenta, todos están cayendo a plomo en un abismo. Durante esta página, a las consecuencias se les añadirá un resultado de adversidad.

  • Respiro, pausa dramática, el enemigo cuenta su plan. El nivel de amenaza se reinicia.

  • La armadura del enemigo cae, brilla el sol, un rayo de esperanza. No hay límite para el número de éxitos que los oseros pueden conseguir.

  • Ayuda inesperada, no puedes luchar contra la fuerza del amor. Aumenta o disminuye el dado salvaje de los oseros en un paso, cuentan con un un salvaje adicional cuyo valor es determinado por la historia, o durante esta página no se reciben cartas.


EJEMPLO

NUBES DE CAMBIO EN MADRID

Este es un enfrentamiento dividido en tres páginas de dos párrafos. Su función es presentar al posible villano de la historia. Los agentes han visto una figura enmascarada en lo alto de la torre mudejar de la iglesia de San Pedro el Viejo.

Página uno. ¡EL HOMBRE DE LA MÁSCARA TORNADA!

Esta página está envuelta por una narrativa dialéctica. El hombre les revela que si se oponen al cambio de los ciclos, los considerará sus enemigos, el poder actual lleva demasiado tiempo aferrado al gobierno y es hora de que una nueva idea surja. Los agentes que planteen una escena en la que intervengan habilidades o escenas sociales, verán su dado salvaje incrementado un paso. Las escenas violentas lo verán disminuido.

Página dos. ¡EL CAMBIO DE LAS ERAS! ¡SUENAN LAS CAMPANAS!

El enmascarado se enfrenta a los agentes, ya sea para defenderse, mostrar su poder o considerar si son dignos de traer el cambio. Hace estallar el campanario y la lucha se desarrolla en el aire, contra una campana en cuyo badajo se reconocen los rostros de antiguos alcaldes de Madrid. ¡El enmascarado se alimenta del poder de la campana de Huesca!. El Nivel de Peligrosidad base pasa a ser de 5.

Página tres. ¡LAS MASCARAS CAEN! ¡SOY LA ALTERNANCIA!

El rostro del que se enfrentan se revela ¡es Cánovas del Castillo! ¡Y es un vampiro! ¿seria transformado cuando luchó junto a Alfonso XII (un damphir por parte de padre) y luego con su hijo contra la verdadera vampira de Barcelona y embajadora de la Cofradía del Ataúd de Plomo de Cartagena? La lucha se desarrolla rodando por el parque del retiro, con Cánovas usando los árboles como escudo. Finalmente escapa. Uno de los dados de daño que usen los agentes disminuye un paso.

Consecuencias. Golpes y cardenales. Si se han ganado su respeto, su dado salvaje para interacciones sociales con los funcionarios seguidores de Cánovas se incrementa un paso.


Siempre pongo esta escena como combate flipado que va in crescendo hasta salirse del molometro a niveles estratosféricos, así que recomiendo verla desde el principio.