lunes, 6 de marzo de 2017

The Ginger Star, de Leigh Brackett (reseña literaria)

Tengo que confesar una cosa, hubo una época en la que miraba con recelo la CF o fantasia escrita por mujeres.

Mi referente es Marion Z. Bradley y su saga del planeta Darkover, de la cual mi favorita es "la cadena rota". Por lo que recuerdo, ya que no he vuelto a releerlas, su estilo se me antojaba lento pero la ambientación era fascinante y llena de detalle, tan detallada de hecho que durante la novela normalmente no pasaba nada salvo en las cincuenta últimas páginas en las que se resolvia todo. Eso y que todo protagonista al final tiene sentimientos reprimidos por otro personaje de su mismo sexo y que da la impresión que por esa regla de tres el planeta se extinguiría en un par de generaciones.

Sobre el escándalo de 2014 no pienso pronunciarme, pero me dejó muy mal cuerpo.

Tambien tenia a Anne McCaffrey y su saga de Pern, la cual me sorprendió gratamente, Aunque viniendo de Conano el Ratonero  F'lar me parecia... demasiado remilgado.

A C. J. Cherryh no le he cogido el pulso aún. Sus novelas me llaman pero su estilo no me termina de gustar, aunque tal vez termine comprándome alguna novela en ingles suya.

Normalmente me parecia que la CF o fantasía escrita por mujeres era un tanto lenta, ya que se detenían en profundizar en otros aspectos que no hacían los hombres. Esta percepción cambió algo con la saga de Vorkosigan, la cual me encanta pero no es que sea acción a raudales que digamos...

Luego llegó la "espada de Riamon". Ni me fijé en el autor y simplemente la cargué en el ebook debido a que era de espada y planeta. Resulta que la novela esta genial, acción sin fín, exotismo en cada esquina, la trama avanza como una bala, el tio es más tio que los tios y las mujeres son bellas y peligrosas. A esto le metes multitud de razas, profecías, dioses oscuros, fantasía mezclada con ciencia ficción, hombres serpiente, viajes en el tiempo... etc y te queda una novela de aventuras cojonuda.

Quede tan sorprendido que empecé a investigar sobre el "autor". Resulta que era autora, escribió los guiones de un montón de mis películas favoritas y se casó con Edmon Hamilton.

Esto último es MUY importante, ya que he leido muchísimo de la saga estrella del autor, el Capitan Futuro. Las primeras historias son simples aventurillas pulp, con un héroe más grande que el mañana, sus comparsas carismáticos en plan Doc Savage, malos muy malos... en realidad el personaje es una mezcla de Tom Strong y Doc Savage, pero de pronto a partir de ciertas historias todo se vuelve oscuro, los personajes ganan en personalidad, las historias son mucho más interesantes, ya no hay diferencia de blanco y negro y la moralidad pasa a ser gris.

En fin, una pasada. Y todo desde que la mujer del autor metió mano en la obra de su marido corrigiéndolas y dándole sugerencias.

Tenia que leer más de ella.

Hace poco me hice con un puñado de volúmenes de esta colección, la cual para mi sorpresa es del mismo Paizo que vive a costa de Pathfinder. Fue una buena mañana en el rastro, en la que me vi obligado a comprar el Dungeon World (aun sin leer) para redondear el kilo y tener más descuento.

Parte del saqueo



Y me puse con "The Ginger Star" La primera del planeta Skaith y protagonizada por su héroe más famoso Eric John Stark y... gloria pura.

El origen de Stark recuerda vagamente a Tarzán, ya que este queda huérfano a muy temprana edad y es criado por los habitantes de Mercurio, los cuales son una raza salvaje y semisintiente que lo educan en sus valores, bautizándolo con el molón nombre de N´Chaka "el sin tribu".

Toda la tribu de Stark es arrasada por una compañía minera para hacerse con sus tierras, siendo él el único superviviente. No porque no lo intentasen matar por ser humano, sino que es adoptado por su segundo padre Simon Asthon, el cual no aparece salvo al final en toda la primera novela de la trilogía pero te da la impresión de ser tan duro como su hijo adoptivo.

Una característica a destacar es que Stark es posiblemente de los primeros héroes de raza negra del Pulp, cualidad completamente ignorada en las portadas, en las que era blanqueado hasta dejarlo de un tono menos "ofensivo" para los lectores.

Destaco la portadaza de Paizo, la cual es la única en reflejar la raza del protagonista.

La premisa me pareció bastante original, ya que Stark se ve en la obligación de viajar al planeta Skaith en busca de su segundo padre adoptivo, ya que ha desaparecido mientras se veía enfrascado en unos asuntos gubernamentales con los indígenas.

Pronto se hace evidente que Asthon ha sido apresado por el máximo poder en el planeta, ya que significa un gran problema para ellos. En Skaith la sociedad se rige por la máxima de que todos los individuos son iguales y deben de trabajar para el bien común social. ¿Resultado? creación de una minoría social que debe de trabajar para mantener al resto bien alimentados ya que el bien de la mayoría  prevalece sobre el de la minoría.

El problema es que ahora el planeta no está aislado y han entrado en contacto con la galaxia, lo cual significa naves espaciales en las que pueden montarse los oprimidos, marcharse con viento fresco y dejar al resto del planeta preguntándose cosas como que quien construye ahora las pirámides.

El padre de Stark ha contactado con un grupo de rebeldes, uno de los pueblos obligados a ser esclavos, lo cual ha sido detectado por la élite del planeta y esta se da prisa en darle captura. Su hijo acude a investigar a ver si su padre está aun vivo y rescatarlo o vengarlo si esto se tercia.

Aquí entra Skaith, el cual es un planeta de la aventura en mayúsculas. El planeta está muriendo, los inviernos son crudos y terribles, el sol agoniza y la gente parece haber enloquecido, pues en cada capítulo de la novela conoceremos una nueva sociedad o grupo religioso, seguidores de terribles costumbres sociales o incluso gentes que modifican su genoma para mutar en seres terribles.

Y en cada cada capítulo Stark es apalizado. Nunca he visto a un protagonista ser golpeado, mordido, secuestrado, atacado, rajado, o violentado psiquicamente tantas veces como Stark. Básicamente en cada episodio el hombre queda como el protagonista de una novela de Tim Powers al final de la misma.

Y Stark prevalece, algunas veces por suerte, muchas otras debido a que es una mala bestia de cuidado y muchas otras debido a que sus compañeros mueren a su alrededor como escudos humanos. Y puedo asegurar que en esta novela muere mucha gente, incluso algunos que te acaban de presentar con frase lapidaria o escena espectacular incluida, lo cual en otras historias te daría una buena inmunidad de guión pero Skaith es un planeta duro.

Por lo que tengo entendido la autora era muy contraria al colonialismo y eso se ve en la novela debido a que trata sobre un planeta que lucha por no perder su identidad al entrar en contacto con el exterior. Eso sí, si resulta que tu cultura es tan depravada y violenta... no se si sales ganando dejándote influir.

No voy a destripar nada más de la novela, pero la recomiendo encarecidamente ya que estoy deseando leer las siguientes.

Por cierto, me he estado fijando que todas las autoras de las que he hablado lucen mofletes.

2 comentarios:

  1. Tengo algunos de esos libros, pero nunca acabo de decidirme por comenzar su lectura. Después de leer esta reseña quizá sea el momento de darle una oportunidad a la autora.

    Por cierto, no tenía ni idea del escabroso asunto con Marion Zimmer Bradley. Me ha dejado helado.

    ResponderEliminar
  2. Por lo que he podido leer la selección que ha hecho la editorial no está nada mal.

    En español estan las aventuras marcianas del personaje, aunque aún no las he leido.

    http://boutiquedezothique.es/search?controller=search&orderby=position&orderway=desc&search_query=Leigh+Brackett&submit_search=

    Lo de Bradley... se me hacia raro que ninguna editorial reeditase sus novelas, que surgiese una antología homenaje o que no se hiciesen continuaciones por otros autores, cosa que algunas editoriales modernas suelen explotar.

    ResponderEliminar