lunes, 9 de mayo de 2016

Burkran el licántropo (RESEÑA LITERARIA)



Burkran el licántropo es una antología de tres relatos escrita por Andrés Díaz Sánchez, un habitual de Dlorean y que también cuenta con un par de tomos espada y brujería que editó Timun Mas.

El caso es que parece ser que el personaje era un secundario que apareció en las novelas de Timun, pero como no las he leído no sabría decir si esto es cierto o no.

La antología era uno de los desbloqueables que entregaron en un Verkami de la editorial Dlorean, en el que reeditaban dos tomacos en los que se recogía una saga de espada y brujeria (mas bien espada y planeta postapocalíptico) de Curtis Garland que debería de reseñar en algún momento.

Burkran es un hombre maldito por la licantropía después de matar a un hombre lobo que se topó en sus correrias, el cual le transmitió la maldición simplemente por el hecho de acabar con su vida.

Se nos presenta como un hombre atormentado, quejón y débil de espíritu debido a que no tiene el valor suficiente para acabar con su vida, lo cual me parece una contradicción debido a que es el la única persona viva que sale en el libro que ha logrado tamaña hazaña de matar a un ser asi.

Es que o sea... no puede haber cosa más badass en todo el mundo de Burkran que acabar tu mismo con un hombre lobo viendo como se nos presentan en el libro.

La maldición transforma al pobre guerrero en el equivalente de un estudiante de selectividad en los días antes al examen. Durante el día es una persona normal y durante la noche se transforma en una bestia que le obliga a permanecer en activo, con lo cual lleva años sin pegar ojo.

La bestia es un ser temible, sin razón y que solo actua por instinto que busca acabar con todo rastro de vida que se encuentre durante la noche, preferentemente en una escena que incluya mucho gore. Un ser libre y sin ataduras que lucha contra todo aquel que intente controlarla, lo cual quiere decir todo cristo segun los relatos que nos encontramos en el libro.

La estructura de una historia de Burkran se puede resumir de la siguiente forma.

- Mientras suenan los acordes de "autopista hacia el cielo" Burkran asoma por el horizonte (perdónenme ustedes pero es que no puedo sino que imaginarmelo con la cara de Michael Landon)
- Burkran se lamenta de su condición.
- Casualidades de la vida el protagonista se topa con un mal. Y digo casualidad ya que Burkran debido a su condición se empeña en alejarse de toda civilización y contacto humano por parajes desolados para que su yo lobuno no cause estragos entre la población inocente, lo cual le lleva a lugares petados de hechiceros, civilizaciones perdidas, ascetas, sabios y gente de mal vivir. Esto obviamente es algo completamente normal en el género que se trata.
- El villano atrapa a Burkran y suelta en algún momento un discurso sobre su brillantez, 
- Ante la amenaza del licántropo el malo se marca un Peter Cushing en toda regla.
- Llega inevitablemente  la noche y Burkran se transforma en su alter ego en un párrafo lleno de crujir de hueso, sonidos húmedos y fluidos goteando.
- El villano es pulverizado.
- Llega el dia, otro párrafo de transformación y vuelve a sonar "autopista hacia el cielo" mientras Burkran se aleja por el horizonte.

Un poco más, añadimos unos párrafos a cámara lenta en los que el licántropo demuestra su fuerza y tenemos un episodio de el Increible Hulk de los 70 con Ferreiro gruñendo y apretando los dientes a la pantalla enfundado en un traje de pelo.

Como veis la estructura es un tanto repetitiva, pero es que las características del personaje lastran un tanto la trama.

El mundo apenas está perfilado, en la primera historia no se nos revela nada y hay un par de datos en el segundo cuento que nos desvelan el origen de los licántropos, lo cual espero que esté desarrollado en el futuro ya que me resultó interesante.

El que es sin duda la joya de la corona es el tercer cuento, el cual transcurre en un trasunto de una china de los tres reinos, con distintos poderes en una guerra civil, orientales metiéndose de hostias, hechiceros/científicos, tecnología extraña e intrigas palaciegas. Todo esto lo dota de un exotismo que lo hace brillar.

Sigue la misma estructura, pero aquí lo interesante es que el protagonista no es Burkran, sino un mercenario que acaba detras de las lineas enemigas en un problema que le viene grande.

Burkran se sigue quejando de fondo, pero queda en un agradable segundo plano y el nuevo protagonista es mucho más interesante que aquel, sobretodo en la reflexión final sobre la condición del licántropo que coincide con la mía.

El libro se lee rápido y he de confesar que lo hice sobretodo impulsado por la curiosidad de si el autor pensaba incluir la típica escena en la que el protagonista abraza su condición y desbloquea su potencial, lo cual no revelaré para no incurrir en el spoiler.

En resumen: una antología menor agradable de leer, con una dosis de gore un tanto alta y en la que sus relatos no pasarán a la historia por su originalidad aunque sirven para desconectar entre otras lecturas. Ademas que tiene un precio que no duele especialmente.

Por cierto, lo adquirí en ebook, medio que como ya he criticado alguna vez no es demasiado apoyado por la editorial ya que  no lo busqueis en su página web o en Lektu que no vais a encontrarlo en ese formato salvo en papel. Y es una pena, ya que me parece que el epub para mi es uno de los medios naturales para este tipo de literatura en la actualidad.

El ebook no cuenta con portada, lo cual lo hace desmerecer mucho, sobretodo debido a que la del libro impreso no esta nada mal.

Por cierto, para quien se pregunte que es marcarse un Peter Cushing es esto:






Aunque en descargo del autor se nos dan ciertas escusas en cada caso para que a Burkran no se lo carguen durante el dia, la mayor parte de ellas es una confianza desproporcionada en sus aptitudes  de los villanos, sistemas de seguridad sin testear o creer que el bicho es tonto.

Pero eso no quita que Burkran tenga demasiada suerte narrativa y nadie le de matarile cuando es humano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada