¡Visita mi tienda en la Tostadora!

lunes, 23 de marzo de 2020

Allende la Mar Cuayada (XIII): Los revólveres de San Sebastián.





FARTU PLOMO
Requisitos: Novato. TA (Camín de Fierro) Disparar d8+
Dicen que no hay nada más incongruente que un Cristo con dos pistolas, pero algunas veces un santo o un demonio deben de desenfundarlas para hacer su voluntad. Existe desde antiguo, una orden de hombres capaces de empuñar el hierro para hacer justicia o para deshacerla, hombres de sobaquera caliente y biblia de plomo, con mirada azul que nada bueno presagia. Estos son llamados los Fartu Plomo (es la acepción más usada en la Fundación del Oso, aunque también son llamados Hartos de Plomo en castellano, Cagaplom en Cataluña o los Fart Beruna en el País Vasco).

Estos individuos se tragan literalmente balas, asimilando con ello el concepto de la muerte en su interior, el cual usan para potenciar su ya de por sí loables habilidades con las armas.

Dicen algunos que su poder viene de San Sebastián, uno de los santos más venerados en España. Este era un legionario de las huestes de Roma, jefe de la cohorte pretoriana del emperador Diocleciano. Cuando su condición de cristiano fue descubierta, el emperador Maximiliano lo mando atar a un árbol y ser asaeteado hasta la muerte. Sebastián fue protegido por la mano de Dios y no murió, el cual aprovecho esta nueva oportunidad para presentarse ante un sorprendido Maximiliano para recriminarle su conducta. El emperador adjunto, después de comprobar si el copero se había mostrado escaso en agua a la hora de aguarle el vino, se dio cuenta de que aquello no era producto del alcohol y decidió subsanar la situación mandando apresar de nuevo al santo, empleando esta vez el más seguro pero a la vez más lento método de desollarlo vivo a latigazos. Cuando San Sebastián ascendió a los cielos tomó la determinación de que aquellas flechas que no habían logrado matarlo seria la herramienta de su justicia, así que ordenó a sus hermanos en la fé que sacasen todas las cabezas de flecha que aún anidaban entre su carne y las repartiesen entre un grupo de hombres escogido, los cuales serian su arma en la tierra. Estos debían de tener un instinto a la violencia, el cual debia de estar a la par que el de la justicia. Cada vez que encontraban a uno, los seguidores del santo les daban una punta de flecha en comunión, naciendo así los Fartu Plomo.

En la antigüedad, los seguidores del santo ingerían una punta de flecha, pero a partir de la época moderna se generalizó el tragar una bala de plomo. Se conocen varios fartus ilustres, como el propio Jovellanos, el cual empuñaba las famosas Pelaya e Ilustración, o el periodista de trágico recuerdo Larra, cuya pistola perdida se dice maldita y capaz de finalizar una narración de un solo disparo.

La mayor parte de los Fartu Plomo que trabajan en la Fundación provienen de la fabrica de armas de Trubia. Cuando Elorza (un adepto de San Sebastián) vino a hacerse cargo de la fábrica, trajo consigo una de las puntas de flecha del santo, la cual raspó en finas virutas y fundió con ochocientas balas, las cuales entregó a hombres cabales que formaron el brazo armado de la Fundación en su lucha contra los Foriatus.

Ojo, puede parecer necesario el ingerir una flecha para que un tirador se transforme en un Fartu Plomo, pero es completamente falso. Hay hombres que entran en tal comunión con sus armas que estas se vuelven una extensión de su brazo, armas que les susurran durante las noches palabras inspiradas por santos o demonios, pero que todas significan muerte. Estos individuos descubren que pueden hacer su voluntad con plomo y fuego, transformándolos en un arma viviente, solo hay que rezar porque sea un sentimiento de justicia el que los mueve.


CAMÍN DEL FIERRO
Habilidad arcana: Disparar (Agilidad).
Poderes iniciales: Especial.
Puntos de poder: 6.
Recuperación de Puntos de Poder: Un Fartu Plomo ganará un PP ingiriendo una bala vía oral, pudiendo tragar por turno una cantidad igual a su dado de ESP, con un máximo de seis. Seguidamente se «cargará», lo que se realizará cerrando sobre su muñeca la mano del brazo contrario, para luego moverla rápidamente de arriba abajo, llevando este proceso otro turno. Si alguien presta atención, creerá escuchar el sonido de un mecanismo o un cla-clac cuando se realice la carga.
Obligaciones: Un fartu Plomo solo puede emplear su poder sobre armas de CDF 1 y mecanismo sencillo, cualquier otra no se muestra receptiva. Algunos fictionautas afirman que esto es debido a que están atados a la narrativa del martirio del santo, el cual fue efectuado con arcos. Es por ello que la gran mayoria de los Fartus emplean revólveres como sus instrumentos.

Poderes: un seguidor del Camín del Fierro dispone de todos estos poderes.
Por un PP, el fartu plomo podrá:
  • El reintegro. Revólveres fantasmales aparecerán rotando alrededor de cada brazo del Fartu Plomo, aumentando la CDF de un arma de fuego en un punto por cada arma invocada. Esta CDF adicional no gastará munición del arma. (Puede ser gastado varias veces)
  • No huirás. Doblar el alcance de un arma de fuego. (Solo una vez)
  • Como manteca. Aumentar en cuatro la PA de un arma de fuego. (Puede ser gastado varias veces)
  • Trallazo. Añadir un D6 al daño de un arma de fuego. (Solo una vez)
  • Fino. Interactuar con un objeto distante sin dañarlo, usando para ello su habilidad de Disparar. Por ejemplo abrir una puerta, empujar un jarrón, pulsar un botón, etc.
  • Solo es el hombro. Funciona como el poder Protección con el modificador de poder Dureza. Otorga dos puntos de Dureza contra toda arma arrojadiza o de fuego.
  • Cabalgada. El Fartu Plomo podrá dar un salto en el aire equivalente a seis pasos. Por un PP podrá maniobrar en el aire unos tres pasos en linea recta mediante el impulso de sus armas. Cada uso de PP para activar este poder hace necesario disparar las armas, así que gastarán munición. (Puede ser gastado varias veces).
Por dos PP, el fartu plomo podrá:
  • Ricochet. Se reducirá en dos la penalización por cobertura de un objetivo, se necesita una superficie en la que reboten las balas. (Puede ser gastado varias veces).
  • Aplasta la bala. El Fartu Plomo podrá parar un proyectil de pequeño tamaño lanzado contra él, impactandolo con una de sus balas.
Por tres PP, el fartu plomo podrá:
  • Muro de plomo. Esto gastará inmediatamente todas las balas del cargador del arma de fuego que esté usando (mínimo 3), se necesita al menos dos superficies en las que reboten las balas y funcionará igual que el poder Barrera del libro básico con el modificador de poder daño. Podrá añadir el modificador de poder de tamaño, gastando para ello los PP correspondientes.
Por cuatro PP, , el fartu plomo podrá:
  • Tormenta de plomo. Esto gastará inmediatamente todas las balas del cargador del arma de fuego que esté usando (mínimo 6), se necesita al menos dos superficies en las que reboten las balas y funcionará igual que el poder Aura Dañina del libro básico. Podrá añadirse el modificador de poder de daño, gastando para ello los PP correspondientes.


No hay comentarios:

Publicar un comentario